Todo lo que necesitas para ahorrar al imprimir (1)

Todo lo que necesitas para ahorrar al imprimir (1)

Ahorrar en la impresión es una buena manera de reducir considerablemente los costes que soporta la empresa y gestionar los recursos de una manera más eficiente que permita invertirlos en otras necesidades.

 

Por desgracia, no existe una fórmula mágica que nos permita bajar casi a cero nuestros costes de impresión, pero sí una serie de pautas y consejos que nos permitirán reducirlos considerablemente y sin grandes complicaciones.

 

En este artículo os contaremos todos esos pequeños trucos que os permitirán ahorrar cada vez que utilicéis vuestra impresora, algo que acabaréis notando en el bolsillo a corto plazo, pero sobre todo a medio y largo plazo.

 

01. Utilizar el modo borrador

 En la mayoría de los casos ofrece la calidad suficiente para un uso interno e incluso externo en aquellos casos en que no necesitemos dar una buena imagen, sino simplemente transmitir una información.

 Utilizando este modo siempre que sea posible reduciremos el consumo de tinta y por tanto uno de los gastos más visibles y relevantes al imprimir.

 

02- Aprovechar la impresión a doble cara

 Siempre que sea posible debemos activar la impresión a doble cara, ya que con ella ahorraremos un 50% de papel y reduciremos, por tanto, a la mitad otro gasto muy importante en las tareas de impresión.

 Para aquellas presentaciones o documentos especiales en los que por un motivo u otro no podamos activarlo no habrá problema, sobre todo si es algo esporádico, pero en los demás casos debemos aprovecharlo,porque a la larga notaremos un ahorro considerable.

 

03. Activar el apagado automático y modo suspensión

 Con el apagado automático y el modo de suspensión conseguiremos reducir el consumo energético de nuestra impresora, ya que evitaremos que se mantenga encendida durante largos periodos de tiempo en los que realmente no la utilizamos.

 Junto a esto, si nos la dejamos encendida por error al dejar la oficina ella misma se apagará sola, evitando con ello un despilfarro eléctrico.

 

04. Utilizar soluciones multifunción y no varios dispositivos

 Al integrar todas las funciones en una única solución reducimos el consumo que supondría el mantenimiento de diferentes dispositivos conectados a la red eléctrica.

 De esta forma, es mucho mejor para nuestro bolsillo hacernos con una multifunción nueva que mantener nuestra vieja impresora, nuestro viejo escáner y nuestra vieja copiadora.

 

05. Utilizar la impresión a color sólo cuando sea necesario

 Debemos imprimir en blanco y negro siempre que sea posible, ya que resulta mucho más económico y supone un coste visiblemente menor.

 

06. Recurrir a los programas de control y gestión de la impresora

 Con este tipo de programas tendremos la posibilidad de controlar mejor el uso que se le da a la impresora, ya que podremos saber quién imprime y en qué cantidad.

 De esta forma tendremos la información necesaria para localizar y determinar gastos de impresión innecesarios y actuar sobre ellos.

 

07. Adquirir consumibles de gran formato (XL)

 Estos consumibles de gran formato tienen mayor capacidad que sus versiones estándar, lo que nos permite imprimir más por menos dinero, ya que su relación coste por página impresa es muy reducido.

 Puede parecer un ahorro muy pequeño, pero a largo plazo será considerable y si lo prolongamos en el tiempo lo notaremos todavía más.

 

08. Aprovechar los documentos defectuosos o con defectos

 Si por cualquier motivo un documento sale con fallos de impresión o seleccionamos por error una calidad más baja de la deseada a la hora de imprimir debemos intentar aprovecharlo.

 De esta forma. si el documento se puede leer y es para uso interno no deberíamos volver a imprimirlo con mayor calidad, salvo que sea estrictamente necesario.

 

09. Cuidar la impresora y limpiarla

Una impresora sucia y descuidada puede acabar dando problemas que pueden redundar en mayores gastos, tanto de mantenimiento como a la hora de imprimir.

 Por ello es importante mantenerla en ambientes limpios y cuidar su estado exterior e interior.

 

10. La fuente de letra importa

 A la hora de imprimir, hay fuentes de letra que consumen menos tinta, como por ejemplo Garamond o Courier, así que es conveniente recurrir a ellas siempre que sea posible.

 De nuevo, a primera vista puede parecer un ahorro nimio, pero medio y largo plazo se nota considerablemente.

Posted on 01/09/2016 Home 3845

Archivos del blog

Categorías del blog

Blog search

Comparar 0

No products

To be determined Shipping
0,00 € Tax
0,00 € Total

Prices are tax included

Check out